Web oficial del mítico trío

Entrevista en Informaciones del Noroeste

Publicado por el / 0 Commentarios

“La música es el idioma universal, es el idioma de las almas”

Viéndola encima del escenario cualquiera diría que ‘Helena y Los Mismos’ cumplirán cincuenta años en la música en 2013. Entregada de lleno a su profesión manifiesta que le quedan muchas metas por cumplir. Derrocha simpatía, entusiasmo, vitalidad y entrega a su público, y así lo puso de manifiesto en el concierto celebrado en Brunete, con motivo de las Fiestas Patronales. Antes de salir al escenario,  Fabiola Méndez de ‘Informaciones’ conversó con Helena Bianco.  

Lo vuestro con la música es una auténtica carrera de fondo ¿Cuántos años dedicados a esta profesión?

Y tan de fondo, son ya cincuenta los que cumplimos al año que viene.

¿Cómo lo vais a celebrar?

Secreto, hay muchos proyectos que estamos preparando minuciosamente, es un año muy importante porque yo también entro en una edad muy especial, los 65 años, digamos que entre estos proyectos hay un renacer de un montón de historias, de sueños que todavía nos quedan por cumplir y a la vez entramos en un año que socialmente deberías ya de frenar y de quedarte en casa con los nietos, es una pequeña contradicción pero creo que va a ser un año hermoso, yo al menos me lo he propuesto así, es un sueño que quiero cumplir.

Casi cincuenta años en esto de la música, hay una parada en los ochenta y renacéis, por así decirlo, en 1996 ¿cambió algo en vosotros?

Mucho, no tiene nada que ver ‘Los Mismos’ cuando desaparecimos en los ochenta ni en medios, ni vocalmente, ni en arreglos, ni en creatividad. Yo dejo a ‘Los Mismos’ en los ochenta porque quiero creatividad, y la busco en mi misma. Al volver, todo lo que he aprendido, lo he puesto a disposición del grupo, y sobre todo al entrar Guillermo a formar parte de mi equipo profesional, me ha enseñado lo que no está escrito, es la sabiduría musical, es creativo, impresionante, me ha enseñado una forma de hacer y de interpretar donde se nota la progresión.

Y surge este nuevo disco, para completar este aniversario, con esa fuerza del directo ¿qué tiene de especial este trabajo?

Un reto, por muchas cosas, primero porque hacemos una música por la que nadie apuesta realmente, salvo los nostálgicos, y después, fue grabado en directo en un teatro ante novecientas personas en Alicante, que yo creo que ni el director del teatro lo tenía claro porque puso doscientas mil pegas y luego nos felicitó. Lo cierto es que fue muy especial porque la expresión del público es fresca cargada de sentimiento y todo arropado por una banda, que esta noche actúa con nosotros en Brunete, que tiene un cuerpo y una solidez muy importante, de forma que el resultado ha sido estupendo.

¿Con qué canción te quedas de este disco?

Te vas a sorprender, con la ‘Casa del sol naciente’, porque las demás las he tenido toda mi vida y esta es nueva para mí. Ya hemos hecho ‘Sugar, sugar’ y estoy enamorada del ‘Roble’, del ‘Puente’ o de ‘San Bernardino’. Pero a lo largo de mi carrera ha habido temas tabú, porque al tener tantos éxitos, no nos dejaban cantar temas de los demás, llenábamos el concierto con cerca de veinte éxitos, pero hay que introducir otras cosas para que la gente se relaje. Y crear el ambiente y la época de los sesenta.

Y entrando de lleno, has hablado de una canción emblemática ‘El Puente’ ¿cómo surge esta canción? ¿Qué ha significado para vosotros?

Fue un golpe de creatividad enorme de Ricardo Cerrato cuando le pidió la discográfica que nos iban a presentar al Festival de Mallorca y sabiendo el miedo que yo tenía al avión y al barco, se inspiró en ello y él, que tenía algo especial porque gracias a su creatividad hemos ganado cinco festivales, dio a luz esa canción que es éxito en media Europa.

El Puente es un histórico. ¿Queda algún puente por cruzar en tu carrera?

Muchos, por ejemplo Sudamérica hemos sido muy importantes allí, perdimos una gira en el año setenta y cinco de sesenta galas por no querer coger los aviones de aquella época, pero iremos al año que viene. Quiero saber qué siente ese público cuando yo le canto, necesito sentir esa experiencia.

¿Te gusta ver las caras del público cuando interpretas tu música, mirarles a los ojos?

Sí, yo no quiero un público a oscuras, tienes que comunicar continuamente. Has hablado de proyectos ¿qué aguarda al grupo en esta época tan difícil para todo? Hay que pelear por continuar haciendo tu trabajo y si no se consigue, yo me iría a la calle y cantaría allí, sin más, conmigo no va a poder la crisis, lo tengo claro.

¿Qué tiene de exclusivo vuestra música Helena? ¿Es posible que aporte algo que falta en pleno 2012?

Sí, alma, comunicación. Se hizo para comunicar, de una manera discreta, sin medios, apenas tení- amos equipos, sin nada de luces, quedabas extenuada de tanto esfuerzo para llegar a la gente, pero la energía era mutua porque ellos sentían esa fuerza y esa comunicaron como tú la expresabas en el escenario. Y es que todos hemos partido de cero, y todos hemos hecho un país y una situación hasta ahora, no sabemos a dónde ira el barco que nos lleva, pero todo empezó de cero, la música, los puestos de trabajo, la ilusión, el zapato nuevo, la cultura o el estrenar un traje, todo ese sentimiento se ha quedado muy anclado en la vida de las gentes, y la música es el idioma universal, es el idioma de las almas, esa música de esa época donde nada existía y empezó todo a fluir, a generarse día a día con el esfuerzo de todos, se tiene que haber quedado por fuerza en el alma de las personas, en toda Europa.

¿Habías actuado alguna vez en Brunete?

Hace muchos años, como Bianco.

¿Qué significa para vosotros, como vecinos de la zona, dejar aquí vuestro saber hacer, vuestra música?

Muchísimo, como soy muy familiar, soy también de la tierra, del entorno en el que vivo, soy muy de mis amigos, actuar en la zona donde vives es muy importante, de entrada porque necesitas que se acuerden de ti y de que sepan que estas cerca y después, porque tienes oportunidad de cantar para muchos amigos, y se desarrolla algo muy particular que es necesario vivir, es como el que vuelve a casa y le da su madre un abrazo, nosotros lo mismo, en este caso es una madre inmensa.

La música, ¿qué es para Helena?

La vida, mi madre dice que cantaba antes de hablar.

 

Noticia original el PDF